Viendo que en un par de semanas no ha crecido nada en condiciones, volvemos a replantar. Los rábanos del miniinvernadero se estaban muriendo y intentamos trasplantarlos pero al hacerlo nos dimos cuenta de que tenía las raíces encharcadas, las lechugas del invernadero puede que estén igual, por lo que procederemos a quitar el agua de la bandeja. En el bancal de madera hemos plantados otra vez a partes iguales zanahorias y lechugas y en las macetas de nuevo rábanos, el principal motivo por el que no crecen las plantas es porque hay muchísimo caracoles que se las comen en estado de plántulas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

PUNTO DE PARTIDA

PREPARACIÓN 2018-2019